Wednesday 17, February 2021

Presentación del estudio “Educación no formal, desarrollo sostenible y la Agenda de Educación 2030: estudio de prácticas de la sociedad civil en América Latina y el Caribe”

La OREALC/UNESCO Santiago y la Oficina Nacional de la UNESCO en México invitan a participar del Seminario virtual sobre los resultados de un estudio de sistematización y análisis de 27 prácticas de educación no formal llevadas adelante por organizaciones de la sociedad civil de América Latina y el Caribe en favor de la promoción del desarrollo sostenible a través de la educación

23 de febrero de 2021 11:00 a 12:30 (Hora de Santiago de Chile)

El evento se llevará a cabo a través de la plataforma ZOOM: https://unesco-org.zoom.us/j/93373251817

Código de acceso: 479075

La OREALC/UNESCO Santiago y la Oficina Nacional de la UNESCO en México invitan a participar del Seminario virtual sobre los resultados de un estudio de sistematización y análisis de 27 prácticas de educación no formal llevadas adelante por organizaciones de la sociedad civil de América Latina y el Caribe en favor de la promoción del desarrollo sostenible a través de la educación, considerando los distintos ámbitos de la meta 4.7 de la Agenda de Educación 2030:

Meta 4.7: “Para 2030, garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios.”

El estudio también identifica desafíos y formula recomendaciones para abordarlos a partir del fortalecimiento del rol y del trabajo de las organizaciones de la sociedad en articulación con los distintos sectores, considerando la importancia de su participación e incidencia en las políticas públicas que hacen posible los avances hacia el cumplimiento de la Agenda de Educación 2030, y en particular de la meta 4.7.

Este documento también constata que, en las comunidades educativas, el apoyo de la sociedad civil es esencial para complementar los esfuerzos educativos que realizan. Los centros escolares y otras organizaciones comunitarias encuentran en las organizaciones sociales locales el apoyo para promover la formación de educadores, la elaboración de materiales educativos contextualizados, relevantes y pertinentes, y el trabajo de campo en los centros escolares, fortaleciendo las relaciones entre los miembros de las comunidades educativas, impulsando la participación activa de todos los actores en los procesos de enseñanza, aprendizaje, gestión y gobernanza, y propiciando también su vínculo con las comunidades que los rodean.

Antecedentes

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un compromiso intergubernamental y un “plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad”. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron adoptados por 193 Estados Miembros en septiembre de 2015 en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas y tienen un carácter integrado e indivisible, reflejando la dimensión y ambición de la nueva Agenda universal que conjuga las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental.

Estos Objetivos son el resultado de lo que seguramente fue el proceso de consulta más inclusivo de la historia de las Naciones Unidas e incorporan una cantidad considerable de aportes procedentes de todos los sectores de la sociedad, los agentes de la comunidad internacional y las regiones del mundo. Todos los Estados Miembros, la totalidad del sistema de las Naciones Unidas, personas expertas y un amplio espectro de representantes de la sociedad civil y del sector privado y, ante todo, millones de personas de todos los rincones del planeta, se han comprometido con esta vasta agenda para afrontar una serie de inquietudes universalmente compartidas y para promover el bien común.

El derecho a una educación de calidad, inclusiva y con equidad ocupa un lugar central en la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible puesto que figura como un objetivo en sí mismo (ODS 4) “Educación de calidad” desglosado en 7 metas y 3 medios de implementación, que además es transversal a otros.

La UNESCO está comprometida con el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la componen. Específicamente, la UNESCO es la agencia mandatada para apoyar los esfuerzos de los Estados Miembros para avanzar en el cumplimiento del ODS 4, que consiste en “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. Una de sus 10 metas - la 4.7- se refiere a las finalidades sociales, humanísticas y morales de la educación.

Desde la UNESCO, creemos que asegurar el aprendizaje en torno a los temas abordados en esta meta, es clave tanto para profundizar el logro de una educación de calidad, inclusiva y con equidad, como también para alcanzar el cumplimiento de toda la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Por esto decimos que esta meta constituye el corazón de dicha Agenda, ya que procura establecer las condiciones y preparar a las personas, que están en el centro del logro de esta Agenda, para participar y liderar los procesos de transformación que hagan posible la construcción de sociedades más sostenibles, es decir, democráticas, equitativas, pacíficas, inclusivas y con justicia social. Sociedades donde nadie se quede afuera, y nadie se quede atrás. Esto, en el contexto de la pandemia COVID-19, cobra aún más relevancia, para fortalecer nuestra resiliencia y recuperarnos de esta crisis a partir de revisar y repensar las políticas, enfoques y modalidades de trabajo.

Acerca del Relevamiento

Un enfoque participativo y multidimensional que fomente la articulación y colaboración entre diversos actores es fundamental para el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y particularmente, empoderar a las personas para su protagonismo en las transformaciones que hagan posible sus Objetivos. La contribución que hacen las OSC en todos los aspectos que hacen al desarrollo de políticas públicas en favor de asegurar el derecho a la educación, tal como lo consagra el ODS4, ha sido y es una variable fundamental en la profundización de los procesos de democratización.

De allí que, la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO) y la Oficina de la UNESCO en México, en colaboración con la Fundación SES (Argentina) se propusieron visibilizar una selección de prácticas de educación no formal que las organizaciones y grupos de la sociedad civil llevan adelante en torno a las dimensiones de la meta 4.7 y sistematizar en un documento sus experiencias, desafíos y lecciones aprendidas, con miras a formular recomendaciones que inspiren a sus pares a iniciar o fortalecer el desarrollo de iniciativas.

El estudio consistió en un relevamiento realizado a inicios de 2020 que se enmarcó en un proceso de trabajo que viene adelantando la UNESCO en la región para fortalecer los esfuerzos de los Estados Miembros en el cumplimiento de la meta 4.7, que incluye acciones para identificar actores con quienes se podrían establecer futuras alianzas; diversificar y democratizar los procesos de diálogo sobre los temas abordados por la meta 4.7 y otros relativos al derecho a la educación; y desarrollar mecanismos que permitan abordar los desafíos que tanto UNESCO como las organizaciones y grupos de la sociedad civil tienen para avanzar de forma sostenida y consolidar su accionar en este ámbito.

El accionar de las OSCs en los países se ha constituido muchísimas veces, tanto a nivel local como nacional, en verdaderos vectores del impulso de políticas y programas públicos; y ha sido y seguirá siendo fundamental tanto para la difusión, sistematización, análisis y producción de información y conocimiento sobre experiencias, como también para la abogacía y el diseño, implementación, evaluación y replicabilidad de prácticas. Este estudio pretende, entonces, además de visibilizar prácticas y experiencias individuales de las organizaciones, convertirse en un puente de comunicación e interacción entre actores, partiendo de las iniciativas de las organizaciones de la sociedad civil participantes como núcleos de convergencia para dar continuidad a debates, compartir experiencias y cooperar.

En este sentido, el presente estudio busca contribuir al reconocimiento de las organizaciones y grupos de la sociedad civil como un actor central y necesario frente a los retos de la Agenda 2030 y también a las oportunidades que brinda de colaboración y articulación.

Las prácticas implementadas por las OSCs muestran la diversidad de iniciativas innovadoras que existen para garantizar el cumplimiento del ODS4 y hoy, más que nunca, se requiere dicha experiencia y colaboración, para enfrentar no solo los desafíos educativos de la región, sino también los efectos que traerá la pandemia por COVID-19 en la exacerbación de las desigualdades, y por tanto en el ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

23 de febrero de 2021
11:00 a 12:30 (Hora de Santiago de Chile)
plataforma ZOOM https://unesco-org.zoom.us/j/93373251817 Código de acceso: 479075