Tuesday 04, February 2020

Justicia restaurativa con enfoque de políticas públicas

Aportes desde un organismo de control

Nota realizada por la Revista Ciudadanía de Fundación Esplai (España), en el marco de los eventos 20 aniversario de Fundación SES

La Defensoría Provincial de Niñas, Niños y Adolescentes de Santa Fe, Argentina, es una institución de derechos humanos cuya función es controlar las políticas públicas en materia de infancia y adolescencia. Desde su creación en 2012 incorporó transversalmente el enfoque de derechos en sus competencias de monitoreo y promoción.

En materia de Justicia Penal Juvenil, que es una de sus líneas de trabajo priorizadas, promovemos el enfoque de la justicia restaurativa con la mirada puesta en la política pública, repensando las instituciones y sus prácticas, entendiendo que el problema no se agota en lo jurídico ni en la justicia.

Hablamos de un enfoque restaurativo e integral, porque partimos de la premisa básica que cualquier abordaje —y especialmente en la justicia juvenil— debe estar centrado en y para la niñez y la adolescencia, rescatando la vigencia del artículo 3 de la CDN sobre el interés superior del niño como una “consideración primordial”, que no hace excepción respecto a los niños en conflicto con la ley penal.

El gran desafío del “enfoque restaurativo” es vencer la tensión entre la dureza de las normas y el principio de flexibilidad en su aplicación y para ello es necesario profundizar las políticas públicas de prevención, que eviten situaciones de exclusión y desigualdad de niñas, niños y adolescentes, y que garanticen derechos fundamentales como la salud, la educación, la cultura, la protección contra toda forma de violencia y/o explotación, etc.

Es preciso pararse desde la prevención y con mirada restaurativa, para evitar el contacto con el delito. Para ello el trabajo debe ser integral, interdisciplinario y en comunidad, junto a la familia y la sociedad (desde la primera infancia), la educación (formal y no formal), entendiendo que la prevención es un problema de todos y que sólo la comunidad enseña a vivir en comunidad.

El modelo restaurativo es superador del modelo retribucionista o sancionatorio; el primero neutraliza al adolescente mediante el encierro, convirtiéndolo en un objeto de punición en lugar de un sujeto de derechos y como tal responsable. Hemos abandonado el modelo tutelar del Patronato para pasar al Sistema de Protección Integral, pero sin embargo no ha variado la respuesta estatal frente a la problemática de la infracción penal juvenil.

Se trata de un modelo conciliador, con la mirada puesta en la/el joven como sujeto de derechos, pero con responsabilidades; con participación activa de la víctima y de la sociedad, con un rol del Estado orientado a la prevención y diseño de prácticas y respuestas ambulatorias y alternativas, donde la privación de la libertad sea siempre el último recurso y sólo para casos excepcionales. Un modelo político centrado en la educación como proceso de aprendizaje que articula a la persona con su entorno, permitiendo que ella genere y construya sus propios aprendizajes, lo que implica la preparación para la autonomía y la libertad. Educación para la libertad en libertad.

Desde la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes proponemos una mirada amplia, que centre su eje en las y los jóvenes y que interpele desde diversas disciplinas, para comenzar un camino de construcción colectiva, en una cultura de paz, restituidora y garante de derechos. Para todos los niños y niñas, todos los días.

Analía Colombo
-Defensora de niñas, niños y adolescentes de la Provincia de Santa Fe, Argentina